Tendencias erróneas/ Espejismos del lenguaje 7

Escrito en 22 julio 2010 por Herminio Camacho Eiranova en Espejismos del lenguaje

En los años que he dedicado a la edición periodística, que ya no son tan pocos, he podido comprobar que al escribir los términos estado y gobierno,  existen tres tendencias bien definidas entre nuestros periodistas y colaboradores.

Hay un primer grupo que incluye estos términos en sus trabajos habitualmente con inicial minúscula. Un segundo grupo utiliza usualmente la inicial mayúscula en los casos en que alguna de las dos expresiones aparece en singular, y emplea inicial minúscula para sus plurales. Un tercero escribe en mayúsculas el termino estado, pero no gobierno.

¿Cuál de ellos tiene la razón? Muchos se sorprenderán si les digo que, en realidad, ninguno. No lo harán, por supuesto, quienes escriben estos vocablos   con inicial mayúscula o minúscula, según corresponda, porque conocen lo establecido al respecto. Pero estos, desafortunadamente, no conforman una tendencia, son apenas excepciones.

Quizá algunos de ellos han consultado el Diccionario panhispánico de dudas (primera edición, 2005), el cual señala que se escriben con mayúscula determinados nombres, cuando designan entidades o colectividades institucionales, y menciona entre ellos el Estado, y el Gobierno.

El referido Diccionario precisa que «en muchos casos, esta mayúscula tiene una función diacrítica o diferenciadora, ya que permite distinguir entre acepciones distintas de una misma palabra», y que «afecta tanto al singular como al plural».

El texto, al referirse específicamente al término gobierno, aclara que se escribe con inicial mayúscula cuando significa ‘conjunto de las personas que gobiernan un Estado, formado por el presidente y sus ministros’, tanto en singular como en plural, y con minúsculas en el resto de sus acepciones.

En cuanto a estado, estipula que lleva inicial mayúscula cuando significa ‘conjunto de los órganos de gobierno de un país soberano’ o cuando se refiere a la unidad política que constituye un país, o a su territorio. Aunque en este caso explícitamente no se dice que lo explicado es válido igualmente para el plural, es obvio que así es, pues se trata de una mayúscula diacrítica.

A continuación, refiriéndose al mismo vocablo, el Diccionario panhispánico de dudas (primera edición, 2005) esclarece: «Se escribe con minúscula en el resto de sus acepciones, incluida la que se refiere a la porción del territorio de un Estado cuyos habitantes se rigen, en algunos asuntos, por leyes propias (como ocurre con las demás entidades territoriales: comunidad autónoma, departamento, provincia, región, etc., que se escriben con inicial minúscula).». Este sería el caso de los diferentes estados que forman parte de un Estado federal.

La Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA), que cuenta con el asesoramiento de la Real Academia Española, en su recomendación de 29 de enero de 2007 ofrece un método para determinar cuándo debe escribirse Estado y cuándo estado: «Un criterio claro sería el siguiente: se escribe Estado, con inicial mayúscula cuando se alude a una ‘forma de organización política, dotada de poder soberano e independiente, que integra la población de un territorio’ o al conjunto de los órganos de gobierno de un país soberano’. ». Y afirma que se escribiría, por ejemplo, con inicial minúscula estado de Oklahoma porque se trata de una entidad política no independiente.

La Fundéu BBVA también recomendó en la misma fecha emplear la mayúscula en las expresiones militares Estado Mayor, Estado Mayor Central y Estado Mayor General, pero no en el resto de las acepciones. Al respecto, llamó la atención acerca de que no se utilizara la inicial mayúscula en fórmulas como estado de emergencia, estado de excepción, estado de sitio o estado de guerra, que dan lugar a frecuentes errores, aun en textos legislativos, pues en tales casos «estado equivale a ‘situación’, no a la forma de organización política del país, por lo que debe escribirse con minúscula. ».

Por su parte, la vigésimo segunda edición del Diccionario de la lengua española (2001) inserta la aclaración de que debe escribirse el vocablo con mayúscula inicial, al final de la segunda acepción de la entrada gobierno (‘Conjunto de los ministros de un Estado’), y de las acepciones sexta (‘Forma de organización política, dotada de poder soberano e independiente, que integra la población de un territorio’) y séptima (‘Conjunto de los poderes y órganos de gobierno de un país soberano’) de la entrada estado.[1]

De conformidad con lo explicado la grafía de estos términos sería correcta en los siguientes ejemplos tomados de artículos recientemente publicados en Juventud Rebelde:

  • «Los resultados muestran que la gente común, la que vota, necesita estar segura de que el Gobierno de Australia está claro sobre la prioridad, sobre todo después del fiasco de Copenhague.».  (A tomar nota, JR, 5 de julio de 2010).
  • «Al dar la bienvenida en la apertura, el canciller Patiño destacó que esta es quizá la primera vez en que Gobiernos latinoamericanos trabajan de forma unida con autoridades indígenas y afrodescendientes  en busca del “nuevo amanecer del siglo XXI”.». (Sesiona en Otavalo Cumbre del ALBA, JR, 24 de junio de 2010).
  • «Aspiro también a que nuestro pueblo no olvide que no será solamente su delegado de circunscripción, sino que también el elegido lo va a representar en el ejercicio de gobierno en las asambleas municipales del Poder Popular…». (Realizan este domingo prueba dinámica electoral en Cuba, JR, 18 de abril de 2010)
  • «A pesar de que el mundo se horrorizó ante el asalto de las tropas israelíes a las seis embarcaciones de la flotilla internacional de ayuda humanitaria para la Gaza bloqueada, el 31 de mayo pasado, el Estado sionista no ha sido condenado por los organismos que en otros casos se apresuran a ejercer la supuesta función de seguridad planetaria.». (Sionistas, asesinos y rateros, JR, 22 de junio de 2010).
  • «El respeto a la Madre Tierra, así como el compromiso de los Estados para asegurar la participación social y la distribución justa y equitativa de lo obtenido por el manejo, la administración y el aprovechamiento de los recursos naturales no renovables, también fueron recogidos en el documento…». (Cumbre del ALBA reivindica a sociedades incluyentes, JR, 25 de junio de 2010).
  • «El Gobierno de Tailandia extendió este jueves a  otras 15 provincias el estado de emergencia que rige desde hace un mes en Bangkok…». (Se extiende estado de emergencia en Tailandia, JR, 13 de mayo de 2010)

[1] Estas acepciones se corresponden con modificaciones al término que aparecerán en la vigésimo tercera edición del Diccionario de la lengua española, que ya se han incluido en la versión digital de la actual edición (vigésimo segunda), con la explicación de que se trata de un artículo enmendado.

 

Últimos artículos publicados en el blog

· En el lugar del otro

· El compromiso del autor con lo que escribe

· Errar es humano, pero…

Para ver otros artículos relacionados con el uso del lenguaje acceder a la página Espejismos del lenguaje


Be Sociable, Share!
avatar

Posted by Herminio Camacho Eiranova

Licenciado en Derecho por la Universidad de La Habana (1988). Diplomado en Periodismo en el Instituto Internacional de Periodismo “José Martí” (2003). Máster en Relaciones Internacionales por el Instituto Superior de Relaciones Internacionales “Raúl Roa García” (2010). Subdirector (1996-2000) y Director (2000-2003) de la Casa Editora Abril. Desde diciembre de 2003, Subdirector editorial del periódico Juventud Rebelde

7 Comentarios

  1. avatar

    Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo y muy buena aclaracion ,,como aprendemos de la prensa cubana,,gracias
    Erne,
    Comentar esto!

    Comentar esto!

    Comentar esto!

  2. avatar

    Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo y muy buena aclaracion ,,como aprendemos de la prensa cubana,,gracias
    Erne,
    Comentar esto!

    Comentar esto!

  3. avatar

    Herminio:

    Le escribo para felicitarlo por su empeño de mejorar las habilidades de redacción en nuestro idioma. No sabía de la existencia de su blog hasta hace unos instantes que lo encontré. Le reitero mi felicitación

    Quisiera que un futuro abordara la utilización del artículo definido delante de la sigla ALBA. Se ha escrito al respecto por la cra. María Luisa García de la sección El español nuestro de Granma (http://www.granma.co.cu/secciones/espanol_cuba/2011-12.html ), pero se continúa escribiendo y diciendo “….el ALBA…”, “…del ALBA…”, cuando lo correcto, según las reglas asentadas en todos los diccionarios de español es “…. La ALBA….”, “…de la ALBA…”.

    Saludos cordiales,

    Gustavo Gómez García

    Comentar esto!

  4. avatar
    Alfredo Viamonte Marin 9 diciembre 2011 en 6:50

    Muy interesante y explicativo su articulo Herminio. Este tema siempre a sido motivo de muchas discusiones. Siempre persigo todo articulo sobre redacción y gramática de nuestra lengua. Saludos desde Brasil, Alfredo Viamonte

    Comentar esto!

  5. avatar

    muyyyy, buena aclaracion ,,como aprendemos de la prensa cubana,,gracias herminio,,de los cubanos el el exterior

    Comentar esto!

  6. avatar

    ¡Excelente Sitio!Muchos abrazos

    Comentar esto!

  7. avatar

    Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo

    Comentar esto!

Pingbacks

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    94 − = 86

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    • Artículos por páginas

    • Artículos por fecha

      julio 2010
      LMXJVSD
      « jun ago »
       1234
      567891011
      12131415161718
      19202122232425
      262728293031 
    • Artículos por mes

    • Acciones